¿Qué es?
Catequesis
Preguntas
La Misa
Biblia
Milagros
María
Testimonios
El Papa
Documentos
Historia
Niños
Adoración
Oraciones
Enlaces
   Contacto
Nota
Publicidad

 

 

  El Milagro Eucarístico de Lanciano (Italia )

Il Miracolo Eucaristico

  Aproximadamente en los años Setecientos de elSeñor, en esta iglesia en aquel entonces bajo el título de San Legonziano de los monjes de San Basilio, dudó un monje sacerdote si en la Hostia consagrada estuviese verdaderamente el Cuerpo de Nuestro Señor y en el vino la Sangre. Celebró la misa y dichas las palabras de la Consagración, vió la Hostia hacerse Carne y el Vino Sangre. Fueron mostradas ambas cosas a los circunstantes y así a todo el pueblo”.Así tomando un tradición antiquísima, recita la lápida datada 1636 y murada al interno de la iglesia de El Milagro Eucaristico de Lanciano, meta espiritual de miles de peregrinos.

LANCIANO: L'altare che custodisce il Miracolo Eucaristico

  La noticia del Milagro, que según la tradición es másantiguo de aquel análogo de Bolsena en seguida al cual , en el 1264 la Iglesia instituyó la solemnidad religiosa del Corpus Domini, tuvo rapidamente una vasta difusión, tanto que la pequeña iglesia del altomedieval, de la cual recientes restauros han portado a la luz algunos trazos de una cisterna en cemento, volviendose rapidamente una poseción preciosa que de los Basilianos paso a las manos de los Benedictinos de San Juan en Venere. De estos el complejo, en el 1252, fué cedido a los Frailes Menores Conventuales, los cuales en el 1258 enalzaron en estilo románico-borgoñón, sobre la preexistente iglesita un nuevo templo dedicado a San Francisco de Asís, seráfico Patriarca.
Las Reliquias, guardadas en un teca de marfil y plata, fueron colocadas en un tabernáculo, a el lado derecho del altar mayor. En el siglo décimo sesto, con el temor de atravesamientos turcos, las reliquias fueron muradas en una pequeña capilla obscura de la cual resta un alto y estrecho monolocal gótico. En el 1636 fueron custodiadas en un enrejado cúbico de hierro forjado, obra de los artesanos locales, cerrada a su vez por dos puertecitas de madera fijadas con cuatro llaves diferentes, en la capilla Valseca, donde los religiosos celebraban cuotidianamente la Santa Misa.


  En consecuencia, el Sangre milagroso viene custodiado en un gracioso cáliz de cristal y en el 1713 la Hostia milagrosa fué encerrada dentro el radial de un artístico ostensorio de plata, obra de artistas napolitanos. En el 1902, construido el monumento de mármol al centro del presbiterio, las reliquias fueron colocadas dentro el tabernáculo sobre el altar especialmente construido en mármoles preciosos. El interior de la iglesia, hacia la mitad de el Setecientos, ha sido transformado en barroco. La decoración con estucos y frescos en el ábside, ha sido revisitada en los años 1956/58 por parte de el conocido pintor franciscano padre Giovanni Lerario.

Il Miracolo Eucaristico

Las Reliquias, hoy, consisten en cincogotas de sangre coagulado y una sutil membrana de carne circular. Las primeras eran vino convertido en Sangre, la otra era la Hostia magna, transformada en carne. El material milagroso, con el pasar de los siglos ha sido sometido a continuas veríficaciones eclesiásticas y en el 1971 y 1981 ha sido sometido a un riguroso examen clínico en el laboratorio del hospital de Arezzo por parte del dr. Odoardi Linolo. El examen istológico, documentado por una serie de fotografías al microscopio, ha permitido acertar que el Sangre y la Carne de el Milagro de Lanciano pertenecen a la especie humana, tienen el grupo sanguíneo AB y no han sido nunca tratados para la conservación, el tejido de la carne pertenece al corazón, del cual son presentes los elementos constitutivos cuales el miocardio, el endocardio, el nerviovago y parte del ventrículo izquierdo. 


Il Miracolo Eucaristico: il Sangue

  Una parte importante de los testimonios históricos es constituida por las relaciones de los arzobispos a la Santa Sede. La iglesia oficial ha siempre demostrado una actitud de respetuosa atención hacia la Transmutación eucarística de Lanciano, sea disponiendo una serie de solemnes Controles de las reliquias, sea concediendo al altar del Milagro privilegios y particulares Indulgencias, resumidas en aquella plenaria en perpetuo (dada por Leon XIII en el 1887) de lucrar en los Siete dias que preceden el ultimo Domingo de Octubre, fecha de la anual solemne fiesta liturgica. 

  El peregrinaje a las Santas Reliquias de Lanciano constituye para los devotos que van un momento de intensa emoción religiosa y de profunda reflexión sobre el misterio de la Fe y de la Eucaristía, compartido en el 1974 por Juan Pablo II, entonces cardenal de Cracovia, que quizo visitar la iglesia y orar de frente a el altar de el Milagro. El evento es recordado en el registro de las presencias por esta frase, que el ilustre visitante colocó con su pugno y letra, “Fac nos Tibi semper magis credere, in Te spem abere, Te deligere” en la cual es expresa la exhortación a creer, a amar y a esperar en la Eucaristía. 

  La atención que los padres Franciscanos ponen constantemente al ámbito litúrgico y devocional, sin descuidar aquello documentario, ha permitido montar en los locales anexos al Santuario un museo histórico sobre el Milagro Eucarístico con la exposición de epístolas, investigaciones, ex voto y atestiguamientos de fieles que en los siglos han expresado la devoción al las Sacras Reliquias.

  Para una exacta información sobre la dimensión que Lanciano atribuye al Milagro Eucarístico ocurre sumar que la historia de la ciudad ostenta un segundo prodigio en este ambito. Las crónicas, de hecho, narran que en el 1273 padre Agostino de Merulis fué testigo, en la iglesia de San Agostino, de un evento milagroso análogo a aquel ocurrido en el siglo VIII. Estas reliquias son conservadas en Offida, patria del religioso.

Otros Milagros Eucarísticos

 

Copyright 2003 / A Cristo por María